Isidre Esteve reacciona con bravura al sobresalto de Tanaka

cap notícia amb vodaf - copia

Rally Dakar 2019 | Etapa 7: bucle San Juan de Marcona  Enlace: 64 km Especial: 323 km

El piloto del Repsol Rally Team ha protagonizado una gran primera parte de etapa, aunque al final ha perdido tiempo tras encallar en la arena.

 “Hemos empezado y acabado con muy buen ritmo, pero hacia mitad de especial perdimos la inercia, caímos en un hoyo y tardamos una hora en salir”.

 El ilerdense se sitúa 24º en la clasificación general provisional, a la espera de que la organización actualice los tiempos definitivos.

eiei (1)ei (2)

 

 

 

14 de enero de 2019

Tras el susto del domingo, Isidre Esteve ha completado este lunes la séptima etapa del Dakar 2019 con brillantez, al volante de su prototipo BV6 y ya está más cerca de completar con éxito su tercera participación consecutiva en la carrera más dura del mundo. El piloto del Repsol Rally Team ha superado los 323 kilómetros cronometrados con salida y llegada en San Juan de Marcona en el puesto 39º, después de invertir 6 horas, 39 minutos y 1 segundo de carrera.

Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos afrontaban el principio de la jornada con el gran desafío de pasar página tras el susto que representó recibir el impacto de un buggy en mitad de las dunas de Tanaka el día anterior. Pese a estar al borde del abandono, ambos han superado ese mal trago y han firmado una espectacular primera parte de la etapa 7. De hecho, han pasado en 21ª posición por el segundo way point.

“El incidente fue mucho menos de lo que parece y tardamos muy poco en recuperarnos del susto. Hoy nos hemos encontrado muy cómodos desde el principio y hemos marcado un ritmo increíble. El coche funciona perfecto, tras el gran trabajo realizado por los mecánicos del equipo durante la noche, y hemos disfrutado mucho pilotando, como reflejan los tiempos en los primeros 150 kilómetros”, reconocía Isidre Esteve satisfecho.

Pero a la altura del kilómetro 170, su prototipo BV6 se quedaba encallado en la arena y el Repsol Rally Team perdía alrededor de una hora en salir. “En la parte alta de una duna, hemos perdido la inercia. Hemos ido cayendo por la arena hasta quedar encallados en un agujero. Como yo no puedo ayudar a Txema, tardamos el doble que el resto de equipos en superar los problemas y eso nos ha penalizado en la clasificación final, pese a que en los últimos kilómetros hemos vuelto a rodar muy rápido”, apuntaba el piloto ilerdense.

Al final, han cedido 2 horas y 39 minutos respecto al ganador de la jornada, el francés Stéphane Peterhansel (MINI). El de Oliana pasa a ocupar la 24ª posición provisional de la general, con un acumulado de 38 horas, 47 minutos y 55 segundos, incluida una hora de penalización por saltarse un way point en plena noche del domingo. Dichas clasificaciones son provisionales, a la espera de que la organización aplique las compensaciones a todos los pilotos, tras las neutralizaciones parciales en las dos etapas anteriores.

“En líneas generales, estamos satisfechos porque tenemos un gran ritmo de carrera. Después, hay muchos factores que influyen cuando pasas las dunas y que te hacen perder más o menos tiempo. Ya veremos dónde acabamos al final, porque todavía quedan tres días muy duros hasta llegar a Lima en los que van a pasar muchas cosas”, avisaba Isidre Esteve.

Mañana martes, octava etapa del Dakar 100% peruano, con salida en San Juan de Marcona y llegada a Isco, ya de regreso hacia la capital del país andino. La jornada constará de 575 kilómetros, de los que 360 serán cronometrados.

ei (3)